En este apartado se analizarán, por un lado, las solicitudes de registro de propiedad industrial e intelectual, presentadas para proteger los resultados de la investigación desarrollada en la Universidad, y por otro las licencias de todos los títulos que forman la cartera propiedad industrial e intelectual y los retornos económicos generados por los mismos.

Solicitudes de Patentes Nacionales

De entre todas las invenciones notificadas o detectadas, producidas por los investigadores de nuestra Universidad, el pasado año se presentaron 15 nuevas solicitudes de patentes nacionales. Con estas nuevas solicitudes y una cifra media de ocho solicitudes al año, la cartera de patentes nacionales de la UCA alcanzó en 2014 la cantidad de 170 solicitudes.

Extensiones internacionales de Patentes (vía PCT)

De igual modo que continúa creciendo el número de solicitudes de patentes nacionales, también continúa creciendo el número de éstas para las que, con base en la calidad de las mismas y las expectativas de explotación comercial, se solicita su extensión internacional, acogiéndose al Tratado Común en materia de Patentes, conocido como PCT.

En la actualidad, el número de solicitudes de extensiones PCT que la UCA ha presentado alcanza casi la centena, habiéndose obtenido el máximo número de solicitudes anuales el pasado año, con 12 solicitudes, lo que da idea de la firme apuesta por las patentes como una vía para la financiación de la propia investigación.

Solicitudes de patentes en otros países

El número de solicitudes de patentes presentadas por nuestra Universidad en otros países ascendía a final del pasado año a 28, siendo las dos vías empleadas hasta la fecha para solicitar patentes en otros países la solicitud de patente europea y la norteamericana.

Debido al elevado coste económico derivado de la presentación y mantenimiento de las patentes en otros países, hace algunos años, nuestra Universidad adoptó el criterio de solicitar la entrada en fase nacional en otros países solamente de aquellas solicitudes que, a la hora de su presentación sus costes fueran menores que los beneficios inmediatos esperados. Con este criterio en vigor, durante los dos últimos años, las licencias de explotación de patentes han permitido presentar solo una solicitud en Norteamérica y otra mediante patente europea. Sin embargo en lo que llevamos del presente año 2015 ya se han presentado dos nuevas solicitudes en otros países.

Registros de programas de ordenador y obras científicas

Cada vez más conscientes de la necesidad de proteger los códigos de programas de ordenador y de otras obras de carácter científico, cada año continúa creciendo el número de solicitudes de registro de propiedad intelectual que se presentan en nuestra Universidad.

Como se observa en el gráfico anterior, el pasado año se alcanzó el máximo histórico en número de solicitudes de registros de propiedad intelectual, con la cifra de 16 obras registradas, entre software y obras científicas, superando con creces los 4 registros anuales que representa la media de solicitudes de nuestra Universidad, y alcanzándose con ello el número total de 79 registros de propiedad intelectual que forman nuestra cartera de estos títulos.

Licencias de explotación de títulos de propiedad industrial e intelectual

Otro aspecto muy importante en relación con la cartera de propiedad industrial e intelectual generada sobre los resultados de la investigación desarrollada es la capacidad de transferir este conocimiento a las empresas. El pasado año se alcanzó el número máximo de acuerdos de licencias de explotación comercial de títulos de propiedad industrial e intelectual a empresas, con un número de 7 acuerdos.

Pero el indicador más importante en este apartado no es el número de licencias concedidas, sino los ingresos obtenidos por las diferentes licencias firmadas. Este indicador es aún más positivo, no solo por ser creciente cada año, sino porque en lo que llevamos de año 2015 ya se ha duplicado el importe generado en el año anterior.