PORTADILLA CAP 8-r

La Internacionalización de las instituciones es un proceso global en un mundo global, que afecta a todas las personas e instituciones independientemente del hecho de que estas sean conscientes o no de dicha influencia. Tomando como definición operativa de internacionalización de cualquier ente u organismo “el conjunto de actividades que el organismo desarrolla fuera de los ámbitos nacionales que constituyen su entorno geográfico natural”, esta definición implica, en el caso de la Universidad, que ésa tiene entre sus objetivos expandir su ámbito de actuación más allá de las fronteras geográficas e interaccionar con otras universidades y con organismos públicos o privados.

En el contexto de la Educación Superior, este hecho tiene profundas implicaciones pues antes de planificar o poder realizar cualquier actuación conjunta es necesario conocer bien la realidad del otro. En el caso de las Universidades, es necesario ver cómo se pueden armonizar los sistemas educativos de cada parte, de forma que se puedan establecer proyectos educativos conjuntos que permitan el intercambio de personal (alumnos, docentes, investigadores, personal de administración y servicios), el flujo de ideas y la planificación de actuaciones conjuntas en todos los campos. Pero no solo eso. Junto con la docencia, e íntimamente relacionada con ella a través de los programas de máster y doctorado, la I+D+i es el otro pilar fundamental de la Universidad. La generación de nuevo conocimiento y la formación de profesionales de alta cualificación capaces de generarlo es una de las misiones fundamentales de la Universidad.

Hoy, más que nunca, la investigación más avanzada se realiza en entornos de trabajo multidisciplinares y con participación de múltiples organismos e instituciones. En este esfuerzo compartido se implican grupos de investigación de distintas áreas, Universidades y países. Las grandes convocatorias de proyectos de investigación y de cooperación de la UE – H2020 y Erasmus+ – hace tiempo que responden a esta necesidad. La generación de las redes y lazos que permitan tal interacción serán la diferencia para que una Universidad moderna, independientemente de su tamaño, pueda situarse con ventaja en el panorama internacional. La formación de estos lazos, de estos vínculos, y de las herramientas administrativas necesarias para facilitarlos, así como la formulación de una propuesta de acción con unos objetivos claros y definidos, acordes con las características diferenciadoras y con las fortalezas de cada Universidad, han de ser las guías de acción que permitan una efectiva internacionalización de la Universidad.

La Internacionalización, pues, no es un proceso que pueda compartimentarse en campos dedicados a la docencia, la investigación, la cooperación o la cultura. Es un proceso que lo permea todo y que afecta a todos los ámbitos de la actividad de la Universidad.

La Universidad de Cádiz no permanece ajena a esta necesidad y la plantea como uno de los ejes estratégicos de su política universitaria, en aras de favorecer el flujo de personas e ideas, no solo del establecimiento de vínculos, sino también la realización de programas con unos objetivos comunes. Atendiendo a este análisis, en esta nueva etapa de gobierno se ha constituido la Dirección General de Relaciones Internacionales como una Dirección General con carácter transversal y dependiente directamente del Rector. Con el objetivo de dar una mejor respuesta, más coordinada y global, la DGRI adquiere la función de coordinar toda la política de internacionalización de la UCA, trabajando de forma conjunta con todos los Vicerrectorados, pero muy especialmente con los de Alumnado, de Investigación, de Planificación y de Transferencia e Innovación Tecnológica.

Potenciar lo que nos hace fuertes y apoyar nuestras singularidades para posicionarnos adecuadamente frente al exterior son dos características de la política de internacionalización de la UCA. En el caso de la Universidad de Cádiz, son señas diferenciadoras su posición geoestratégica, a caballo entre Europa y África, y sus fuertes vínculos culturales con Latinoamérica. Las especiales relaciones que mantiene con Rusia y las exrepúblicas socialistas son otro de los hechos diferenciadores de la UCA en el plano internacional. A ello hay que añadir y destacar su activa participación en dos Campus Internacionales de Excelencia con temáticas muy vinculadas a la idiosincrasia de la comunidad autónoma andaluza (el mar y la agricultura) y su oferta académica diferenciada en determinados aspectos.

La relación geoestratégica con estas áreas ha llevado a la creación de una Dirección de Secretariado de Aulas y Cooperación, que coordinará la acción conjunta de las tres Aulas Universitarias, otra de nuestras señas de identidad y que se han evidenciado en el decurso de los años como potentes herramientas de difusión de la imagen y acción de la UCA, así como para el establecimiento de nuevas y potentes alianzas que han cristalizado en nuevos proyectos, siendo de especial relevancia los éxitos conseguidos en el marco del programa Erasmus+. El éxito obtenido en la primera convocatoria de proyectos Erasmus+ para movilidad con terceros países de fuera de la UE se debe, en palabras del propio evaluador de la UE, a la coherencia de la estrategia internacional de la UCA, a su asentamiento en estas regiones y a la existencia de las Aulas Universitarias.

Por otra parte, la importancia que la movilidad internacional en todos sus aspectos (de estudios, de prácticas, de investigación y de docencia) tiene y su influencia en los indicadores de movilidad unido al hecho de que un porcentaje mayoritario de la movilidad está vinculado a estudios de grado ha llevado a la creación de una Dirección de Secretariado para Asuntos de Movilidad e Internacional transversal, vinculada y dependiente del Vicerrectorado de Alumnado y coordinada por la Dirección General de Relaciones Internacionales. Esta Dirección de Secretariado es transversal y vertebra y coordina la acción de la Oficina de Relaciones Internacionales con el Vicerrectorado de Alumnado.

Por último, pero no menos importante, durante el año 2014-15 se ha producido la aprobación para el periodo 2014-2020 y la consiguiente puesta en marcha del nuevo programa “Erasmus+”. Este hecho ha tenido importantes implicaciones, no solo en la movilidad de y hacia Europa, sino también en las convocatorias de proyectos y en la estructura de éstos. Durante el curso pasado la UCA solicitó la renovación de su carta Erasmus (“Erasmus Charter”) en la que ha tenido que establecer los ejes centrales de su política internacional para los próximos 7 años y que ha recibido durante este curso la aprobación de la Comisión Europea y ha sido publicada en la página web de la UCA, tal como establecen las normas de la UE. En dicha carta se han establecido cuatro líneas prioritarias de acción que también se encuentran claramente incluidas en el programa electoral y en el II PEUCA de la Universidad de Cádiz:

  • Crear una red de socios estratégicos (“strategic partners”) de tamaño e intereses similares a los de la UCA que permitan establecer proyectos conjuntos de investigación a través TFG, tesis de master y tesis de doctorado co-tuteladas, másteres internacionales interuniversitarios y programas de doctorado conjuntos, tanto dentro del marco del programa Erasmus+ como en otros ámbitos geográficos.
  • Cooperación Universidad-Empresa, a través del Vicerrectorado competente, para facilitar la realización de prácticas internacionales en empresas.
  • Desarrollo de redes en temas específicos de investigación y docencia que promuevan la cooperación, la petición de proyectos a organismos nacionales y supranacionales, la movilidad internacional de estudiantes y de personal (PAS y profesores) y que lleven a proyectos de dobles titulaciones de master o doctorados conjuntos.
  • Aseguramiento de la calidad y auditorías.

En este esquema de actuación, las Aulas Universitarias (Iberoamericana, Hispano-Rusa y del Estrecho) y la acción de promoción del español a través del Centro Superior de Lenguas Modernas son ejes fundamentales de la proyección de la UCA hacia el exterior. Este compromiso de la UCA con el programa Erasmus+ identifica, además, claramente como líneas de actuación la interconexión entre la docencia, la movilidad y la investigación a través de los programas de máster y la cooperación en programas de doctorado (co-tutelas, programas dobles). Los resultados se presentarán bajo los siguientes epígrafes: