La Universidad de Cádiz constituye actualmente uno de los agentes más importantes en la concreción de la tercera misión como la perspectiva social de su extensión y compromiso comunitario. En este caso, predomina la función que se relaciona con las necesidades sociales de su territorio o entorno de referencia, con una actuación tanto en dimensiones locales como regionales.

 

En este sentido, se consigue un importante efecto para la Universidad de Cádiz: se la vincula más con su entorno, desarrollando su función social como servicio público. Además, su compromiso social facilita su desarrollo y mejora su imagen y responsabilidad social con su sociedad.

 

Este compromiso social se vertebra, un año más, con el desarrollo de iniciativas que fomentan la igualdad y la conciencia solidaria, aportando a toda la comunidad académica la formación en valores.

Estos valores serán los que aporten a todos una formación integral que difícilmente perderán a lo largo de los años, convirtiéndose en un aspecto esencial en el desarrollo personal.

 

Durante el curso 2015-16, el compromiso social de nuestra universidad se ha manifestado a través de acciones de sensibilización, acciones formativas, acciones de voluntariado, actividades de cooperación al desarrollo y actividades que perseguían el Apoyo a las familias de la comunidad universitaria. Para ello se han tratado una gran variedad de temas sociales relativos a la situación actual de los refugiados, economía social, justicia social, derechos humanos, voluntariado, conflictos por recursos, participación social, etc.