Un Servicio de Extensión Universitaria que cuenta en su presupuesto de actividades culturales y de Extensión con un grado de financiación externa del 82,66 % (84,44 % en 2013, 71,47% en 2012) tiene que desarrollar obligatoriamente una política de alianzas de primer orden. Por ello el establecimiento de acuerdos y convenios desde los que desplegarla se plantea como una acción prioritaria y en permanente crecimiento.

El Proyecto Atalaya delimita una de las alianzas más potentes de esta estrategia. Se trata de una iniciativa conjunta de trabajo en red de las diez universidades andaluzas con el respaldo de la Dirección General de Universidades y la Junta de Andalucía, en cuyo marco el Observatorio Cultural, coordinado por la Universidad de Cádiz, ha continuado generando productos de análisis y estudio de la gestión y la política cultural, así como dos becas de investigación destinadas a alimentar esta relación de documentos.

La información detallada del proyecto Atalaya puede verse supra, en el apartado 5. Compromiso cultural de esta memoria.